NO ESTAMOS DORMIDOS

Me hierven los líquidos intestinales, 
me suben a la garganta caliente, 
listos para ser expulsados en un vomitivo llanto de bronca.
Tiemblan mis manos sudadas y nerviosas.
Mis ojos brillantes, empapados de saladas lágrimas
que recorrerán mis mejillas en cuando me estallen las retinas.
Y ya no quiero seguir viendo injusticias,
y ya no quiero ver al niño en la calle,
morir de frío, 
morir de hambre. 
Ya no quiero ver a la mujer violada, 
ya no quiero ver a los viejos maltratados, 
ya no quiero ver a los jóvenes reprimidos y desaparecidos.
Quiero que esto cambie,
y me levanto contra la gravedad que pretende dejarme postrada en el suelo.
Y somos miles los que nos levantamos. 
Y pareciera que no alcanza,
y pareciera que no basta.
Escribo y grito porque la palabra es acción
porque el verbo es acción. 
Y no quiero solo escribir poesía, quiero vivir, 
vivir alzándome contra los pesimistas que dicen que no se puede.
Contra los que están seguros de que no se podrá.
Quiero vomitar esta sopa de letras 
que me retuerce el estómago cargado de palabras de otros. 
Quiero gritar las mías y decirles basta. 
No permitiremos que nos subestimen, 
no permitiremos que nos engañen. 
no tenemos miedo. 
Todo cambia, está cambiando, 
están creciendo esas conciencias, se están levantando las manos. 
Ya no estamos dormidos,
pero seguimos soñando.

Natu Mamaní

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s