Adhesiones a la toma

Compañeros, compañeras, visitantes, compartimos la nota de adhesión a nuestra lucha.

Desde la Asamblea General de la Facultad de Psicología y de Filosofía y Letras nos dirigimos con el objeto de explicar el porqué de nuestras reivindicaciones y el proceso de toma que llevamos a cabo los estudiantes, ya que vemos esta lucha como propia de la juventud tucumana cuya historia se encuentra marcada por el movimiento estudiantil.

La decisión de la toma fue aprobada habiendo agotado los canales institucionales para que se efectivicen nuestras exigencias, y es sostenida por estudiantes de las carreras de licenciaturas y profesorados en Trabajo Social, Ciencias de la Comunicación, Historia, Idiomas, Ciencias de la Educación, Letras, Filosofía, Geografía y por la Facultad de Psicología.

Como es de público conocimiento, el detonante fue la situación de abuso de dos compañeras, a metros del Centro Julio Prebisch, que además de la aberración de lo que implica el mismo hecho, se suma el inadecuado posterior tratamiento que se les ofreció a las mismas, que rompe con los protocolos de protección de la víctima y su testimonio. Así que, de esta manera y por la presente, repudiamos los dichos por el Ministro de Seguridad Ciudadana, como el hecho de que revelarán sus nombres las personas vinculadas a la investigación de la causa que se acercaban a la facultad, e incluso el poner en tela de juicio lo concreto del hecho.
Además, como estudiantes de Humanidades y Ciencias Sociales reconocemos que ésta es una problemática social y no particular del Centro de Estudios en sí. Por eso, es que reclamamos que se declare la Ley de Emergencia Sexual y Doméstica, lo que implica que la provincia destine presupuesto a la prevención y asistencia a víctimas, además de la capacitación y reconocimiento de la violencia de género, evidentemente ausente tanto en el currículo académico como en el debate político. Así mismo, exigimos justicia y el esclarecimiento de los casos, que aparezcan los nombres de los responsables policiales que estaban de turno y las filmaciones de las cámaras que se encuentran en la entrada del Hipódromo de la Avenida Bernabé Araoz.

A su vez, vemos necesaria y urgente la implementación del boleto estudiantil, ya que es un derecho negado históricamente y que en los ’70 significó la desaparición de muchísimos estudiantes que luchaban por sus derechos. Nuestro reclamo no sólo mantiene viva la lucha sino que, también, se refleja en nuestra cotidianeidad ya que muchos/as de nosotros/as debemos transitar a pie por el Parque 9 de Julio hasta el frente de la casa de estudios debido a que varias líneas de colectivos no nos dejan en la puerta, lo que implicaría tener que gastar en dos boletos tanto de ida y vuelta, y esto se traduce en un presupuesto al que no podemos acceder y concluye en la deserción. Considerando que gran parte de los estudiantes venimos de diferentes provincias es necesario aclarar que el boleto involucra -además de las facultades- a todos los niveles académicos, y que para ello ya se han apropiado y sumado estudiantes del Gymnasium, La Escuela de Bellas Artes, Escuela Sarmiento y Agricultura y Música; vamos creciendo en número y  compromiso.

Otro derecho negado por las autoridades es la creación de un Comedor Universitario, cuya privación es consecuente con la política de la época donde se cerraron todos los comedores de la UNT con la intención de fragmentar al estudiantado y por lo tanto, evadir el diálogo y la unión. Es por eso es que nos sentimos hijas/os del tucumanazo y que tenemos la obligación de reavivar ese movimiento lleno de valores superadores para esta sociedad como la solidaridad, el compañerismo y el cambio cultural.
No podemos dejar de lado el derecho de acceder a una alimentación adecuada y sobre todo a bajo costo considerando que pasamos el día entero cursando. En el art. 75 de la Constitución Nacional se establece que la Universidad tiene la responsabilidad de garantizar la permanencia del estudiante en la institución lo que implica sus derechos básicos.
Durante nuestra medida de fuerza decidimos tomar el ex- aula Bar para poner en funcionamiento dicha instalación como un comedor, manejado por estudiantes y auto gestionado con donaciones y aportes. Consecuentemente, reclamamos el presupuesto necesario y personal no docente para su mantenimiento, sabiendo que la Universidad dispone de dicho dinero para hacerlo considerando que cada plato cuesta menos $3 de costo para más de 250 estudiantes que residimos en la Facultad durante la toma.

Nos encontramos organizados/as en Asambleas por Carreras y Asamblea General, y a su vez, en áreas de Comedor/Comida, de Limpieza y Mantenimiento, de Talleres, Cultura y Educación Popular, Finanzas y Prensa.
A su vez, vimos la necesidad de generar Asambleas Interestudiantiles donde participan las Asambleas de Derecho, Artes, Bioquímica, Medicina, Cs. Naturales, Arquitectura, Educación Física, Biotecnología, Cs. Exactas y los secundarios anteriormente nombrados.

Por todo lo expresado pedimos su adhesión a nuestra lucha, porque sabemos que la unidad hace a la fuerza y como la Universidad más olvidada del país es necesario que se nos escuche y garanticen nuestros derechos y que exista una política contra violencia de género; y la Universidad cumpla su función máxima que es estar al servicio del pueblo.

Asamblea General de las Facultades de Psicología y Filosofía y Letras

Universidad Nacional de Tucumán

Universidad Nacional de Tucumán.

Asamblea General de Estudiantes de Facultad de Psicología y Filosofía y Letras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s